El dinero no es suficiente para motivar a tus empleados

El dinero no es suficiente para motivar a tus empleados

Muchos dueños de empresas consideran que después de un extensivo proceso de selección de personal, analizando cada variable de personalidad y atributo de sus candidatos podrán elegir una persona que sea tan bueno en lo que hace que no necesite de un factor motivante externo que le ayude a producir mejor, sin importar las circunstancias se mantendrá motivado y entusiasmado a través del tiempo porque él es “el elegido” para el puesto.

 

Este es un gran sueño que tienen los empresarios y emprendedores, tristemente esto no ocurre así en el mundo real. En este mundo real donde vivimos todos necesitamos un empujón externo que nos mantenga motivados, especialmente cuando realizamos las tareas largas y repetitivas que algunos puestos gerenciales requieren para revisar que todos los detalles se encuentren perfectos. Es precisamente en estos momentos en que nada cambia que todos necesitamos un poco de motivación.

 

En general, el desempeño laboral de una persona mejora si sabe que habrá una recompensa por conseguir sus metas y un castigo si no lo logra. Algo interesante de esto es que a pesar que todos sabemos lo anterior, muy pocas empresas motivan a su personal a conseguir sus objetivos (aunque la mayoría son bastante buenos en castigar por un pobre desempeño).

 

Una compensación o premio es el motivador que frecuentemente utiliza el departamento de recursos humanos para premiar por un buen desempeño, y generalmente esta compensación es económica. Estos premios funcionan, sin embargo los estudios han demostrado que solo la persona que recibirá la recompensa mejora su desempeño. Una vez que el trabajador recibe el dinero, su motivación se detiene y vuelve rápidamente a sus viejos hábitos. Además, los mismos estudios indican que para conseguir un cambio en la conducta de las personas, un porcentaje de ese incentivo debe ser al menos un 10% de su salario.

 

Esto significa que:

Tener un empleado motivado con dinero exclusivamente resulta costoso y dura muy poco.

 

Entonces surge la pregunta: ¿Cómo podemos mantener motivado al personal de toda la empresa con recursos renovables? Para resolver esta pregunta, te presento estas opciones:

 

1. Hazlos sentir parte de un equipo ganador

El dinero es bueno pero tener solamente una compensación económica no va a mejorar el desempeño de toda tu fuerza laboral en tu empresa. Mis investigaciones realizadas con ayuda del centro integral de psicología y una inmobiliaria en CDMX que nos permitió darle un seguimiento por 12 meses a sus 120 empleados en todo México, demoestró que lo que las personas desean es ser reconocidos como miembros de un equipo ganador. Esto significa que lo que la gente quiere es saber que la empresa en la que están trabajando está prosperando y que en gran parte se debe a ellos. Quieren saber que lo que hace contribuye al éxito y todos estos esfuerzos están siendo reconocidos.

2. Hazles saber que su esfuerzo es importante

Así como a los niños les gusta que les celebren que acaban de aprender a hablar, a las personas nos gustan que constantemente se nos reconozca nuestro trabajo. Es por esto que debes tomar cada oportunidad para celebrar el éxito, pues su éxito es tú éxito también. De la misma forma, cuando una empresa se encontraba en problemas y logra salir adelante y comienza a prosperar en la dirección correcta, el progreso de los trabajadores debe ser reconocido. Las celebraciones comunican a los empleados no solo que están remando todos hacia el lado correcto, sino que la compañía está saliendo del atolladero, que es lo que mencioné en la sección anterior.

 

3. Entrega reconocimientos

A todos nos gusta que nos reconozcan nuestro esfuerzo y entregar dinero es solo una forma de hacerlo. Una forma muy eficiente además de económica para hacer que un empleado sepa que está haciendo un buen trabajo es: decírselo y agradecérselo.

En lugar de hablar con tus empleados solo para corregirlos, busca momentos en los que están haciendo algo correcto, reconócelos y halágalos por hacerlo bien. Cuando lo hagas, sé específico sobre qué fue lo que te gustó que hiciera y vincula su comportamiento con una meta profesional o de la compañía. Una felicitación ante todo el mundo y en el momento correcto como en una reunión de equipo hará que las personas se sientan motivadas y felices de seguir dando su mejor esfuerzo.

Te recuerdo que los premios no solamente tienen que ser económicos, también puedes darles tarjetas de regalo como Gift Cards de Amazon o iTunes, permitir que salgan temprano un viernes al mes, incluso un día libre si su logro es así de bueno.

 

En conclusión

Las zanahorias y los palos son buenos motivadores, sin embargo no son eficientes ni son soluciones que puedan mantenerse constantemente. Puedes mantener motivado a tu personal de una forma más sencilla y económica al seguir los tres pasos que te di.

Por supuesto que hay súper estrellas que no necesitan ayuda para seguir motivados, sin embargo la mayoría de los empleados no son así. Además, las súper estrellas son demasiado costosas como para tener una empresa repleta de ellas y si tu negocio es pequeño o mediano, será complicado mantener esa carga de nómina mensualmente. En lugar de eso, toma personas que se desempeñen adecuadamente, premia en los momentos en los que se desempeñan de forma extraordinaria y verás que harás crecer a tu personal en un santiamén.

 

Mantén a tu personal motivado

 

About The Author

Dzyan Rangel
Redactor invitado, psicólogo del Centro Integral de Psicología y coach de negocios especializado en motivación

No Comments

Leave a Reply

guia para vendedores motivadosGuía para Tener Vendedores Motivados